Cocaleros dan ultimátum de 48 horas a la golpista y dictadora boliviana Jeanine para que renuncie.

 

Los dirigentes de los productores de hoja de coca de Cochabamba anunciaron el fin de semana pasado que la autonombrada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, tiene 48 horas para renunciar al cargo que se otorgó sin el apoyo del pueblo. De no hacerlo, continuarán con las manifestaciones y bloqueando las carreteras hasta que sus demandas sean atendidas.

Debido al reciente operativo desplegado por parte del actual Gobierno de Bolivia, llegó a 23 el número víctimas caídas durante las manifestaciones que se realizaron en el país boliviano. Ante ello, fueron 6 de los sindicatos cocaleros de la provincia de Chapare, ubicada en Cochabamba, quienes exigieron la renuncia de la golpista Jeanine Áñez en un plazo de 48 horas, además de exigir que el Legislativo apruebe una ley que llame a elecciones nacionales en un plazo no mayor a los 90 días.

A ello se suma una Asamblea de vecinos de El Alto, en la que se aprobó la realización de un cerco a la ciudad de La Paz ,empezando este lunes 18 de noviembre. Con estas medidas buscan forzar la renuncia de Áñez, recalcando que no es su presidenta porque asumió su cargo de manera ilegal. Agregaron que, de no acceder a sus peticiones, continuaran con estas marchas.

También exigen el repliegue inmediato de las Fuerzas Armadas bolivianas, esto para evitar que más calles se tiñan con la sangre de su pueblo; de igual modo piden que sean liberados los detenidos injustamente, ya que estos solo fueron silenciados por proclamar la verdad de su nación, entre ellos sus líderes, a los cuales apresaron y se desconoce el paradero donde los mantienen cautivos.

Cabe mencionar, que en el lugar donde se realizó el último enfrentamiento entre soldados y campesinos cocaleros, la ciudad de Sacaba, se encontraba el abogado estadounidense de la Clínica Internacional de Derechos Humanos de HarvardThomas Becker, el cual declaró que en la morgue de la ciudad se hallaban los cuerpos sin vida de los 9 cocaleros asesinados con balas. Tras haber entrevistado a 50 personas que se encontraban en aquel ataque, añadió que ningún civil portaba armamento.

«Todos con quien he hablado dijeron que (en el enfrentamiento) no había ninguna persona civil con un arma», aclaró Thomas Becker por teléfono a la AFP.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.